viernes, 15 de marzo de 2013

Blanco


En un pueblo de Escocia venden libros con una página en blanco perdida en algún lugar del volumen. Si un lector desemboca en esa página al dar las tres de la tarde, muere.”(J.C.)

Me opuse a abrirlo en el micro. No hice el clásico hojeo, me resistí a manosearlo antes de lavarme las manos, sacarme los zapatos y prepararme un té… ¡paf!
Volví a la librería, como loca que se desgarra el piyama, al encontrar que la mitad del libro estaba en blanco.

En una ciudad de Argentina venden libros con la mitad de las hojas en blanco. Si un lector las encuentra después de adquirirlo, saldrá a la calle en pantuflas de garras. 

16 comentarios:

  1. Jajaja! Por algo estaba en blanco, esa parte del libro te la tenías que imaginar :P

    ResponderEliminar
  2. Yo tengo dos o tres con algunas hojas desordenadas, pero así con hojas en blanco es un garrón. Salvo que sea el de Fort o "Las comidas que mas me gustan" de Luisana Lopilato :P

    ResponderEliminar
  3. Una vez me vendieron un libro de Lenin usado que facil un 20% de las hojas estaban en blanco, aparte era para la facu. Por suerte era media chantada esa materia.

    Saludos!

    Bellis

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Menos mal, Bellis, que no tenías ganas de leerlo, porque, claramente, es un bajón!

      Eliminar
  4. Jolines, que cosa más curiosa... y que paradoja, un objeto cuyo objetivo es contar una historia se queda en blanco! Tal vez quería que tu la continuaras, quien sabe?

    Un abrazo fuerte desde Barcelona :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. "Jolines" , cómo se nota que sos español! Me causó gracia el término... (como se debe notar en mis expresiones que soy argentina ¿no? jajaj)

      Eliminar
  5. No sé si morir, salvo que se considere muerte la desesperación ante el vacío,pero sí me ocurrió con el libro "Los Coleccionistas" de Baldacci comprado en una librería de usados. Le faltaba una buena parte (la típica donde el escritor pega la acelerada) y casi me encontré la palabra "fin".

    Cosas que pasan, mi querida Lunática.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué bronca, Gabrielli, descubrirlo en el momento de la lectura intensa!

      Eliminar
  6. No pude evitar imaginarte en pantuflas de garra, me hiciste soltar una carcajada.

    Una entrada breve y muy amena. Ya sigo tu blog :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bienvenida, Cartoncita Rosa

      Imaginate cuando me vi !

      Eliminar
  7. Sutil y bello.
    PD: manianadesol.blogspot.com. Queda usted invitada

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bienvenido, Caballero rojo

      ¿Podrá ser una manera sutil del librero? Sacarse de encima el libro defectuoso, tal vez, con alguien que demostró estar apurada...mmm Pero bello, no, para nada!!
      Gracias por la invitación.Allí estaré.

      Eliminar
  8. Tengo una version de "inventario tres" de Mario Benedetti donde la mitad del libro esta mal impreso y vuelve a repetir las paginas anteriores, llega hasta el 350 y empieza de vuelta desde la 200 como dos veces, es un bajon!
    Creo igual que es una forma distinta de leer, o me convenzo de eso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Bienvenido, Manuel ! Si querés memorizar ciertas partes del libro te viene bien,claramente. La pregunta es... ¿por qué uno no se da cuenta al momento de adquirirlo? ¿eh? ¡eh!?

      Eliminar