jueves, 6 de octubre de 2011

¿Qué?

    Queriendo huir de una terrible pesadilla, abrí los ojos. El silencio me calmó y vencida nuevamente por el sueño, me dormí.
-¡Nenaaa! Ya es hora de que te levantes de la cama ¡Vas a llegar tarde a tu propio casamiento!
 Gracias a los gritos de mi hermana, desperté. El reloj marcaba las diez.
 Por fin llegó el día, pensé y  apresurada comencé a prepararme.
 Después de unas horas me encontré dentro de un elegante trajecito rosa que combinaba con unos incómodos zapatos.
 El camino hacia la capilla fue tranquilo; ya que no me dirigí hacia ella, en un auto descapotable, ni en un coche antiguo. Los pocos invitados sabían que no me gustaba lo que se realizaba en los casamientos convencionales,  como el moño en el auto y el vestido blanco.
 Al llegar  tuve que esperar en un vistoso cuartito.Él no había llegado. No me sorprendí, era impuntual y como íbamos a entrar los dos juntos hacia el altar,  los  familiares y amigos no notaron su ausencia. Pero después de dos horas, el  sacerdote se inquietó, pidió que nos retiráramos, tenía otra ceremonia.
 Con angustia, bronca y miedo de lo que podía haber sucedido, llamé  insistentemente al celular de Mariano; pero nunca  atendió.
 La tarde cedió su lugar lentamente a la noche. Entre lágrimas y recuerdos me dormí. Soñé con invitaciones rotas, con regalos, con ridículos vestidos, con policías, con una playa. 
 Al escuchar los gritos de mi hermana desperté. Luego de un abundante desayuno, empecé con  la preparación. Primero la ropa, después el maquillaje y por último los fastidiosos  zapatos.
 Las doce campanadas de una Iglesia cercana, marcaron el horario en el que llegué a la capilla. Allí  pude observar que ya se encontraban algunos familiares.
 A diferencia de todos los casamientos, Mariano entraría conmigo. Por su impuntualidad eterna debí esperarlo en una pieza adornada con flores blancas. Donde después de unas horas, escuché las quejas del cura, el bullicio de los invitados, el silencio de la soledad.
Con los llamados telefónicos para suspender la fiesta del día siguiente y con un aviso a la policía de desaparición,  pausada y lentamente terminó la tarde.
Me dormí. Ahora, me encontraba sentada en una playa solitaria contemplando un mar sereno. Pero de pronto un ruido, un grito, rompió la tranquilidad del momento, descubrí que me hallaba en mi habitación. Hoy es mi casamiento, dije y bajé de la cama. 
 ______________________________

  ¿Por qué soñé esto? ¿Quién es el personaje ausente? No conozco a ningún Mariano. La protagonista era yo (los zapatos eran muy incómodos y la ropa un horror) pero si siempre digo que no me quiero casar y que si algún día lo hago va a ser de manera privada… ¿qué me está queriendo decir el inconsciente? Debe ser clara la ausencia de ese tal “Mariano”...
 ¿Qué son los sueños? ¿Proyecciones de deseos? ¿Creaciones de la fantasía?
 Un sueño dentro de otro sueño, y otro…creo que la literatura me está afectando.

19 comentarios:

  1. La literatura nos afecta a todos. Es un hecho.

    ResponderEliminar
  2. Afortunadamente el arte nos afecta a todos, me ha sucedido algunas veces eso de soñar un sueño adentro del otro; yo le llamo "sueño mamuska"/

    No sé qué son los sueños, sin dudas que son proyecciones, no sé si de los deseos, pero si de las trampas mentales que nos ponemos.

    Me gustó el texto, un gran abrazo

    ResponderEliminar
  3. Mariano se llama mi novio... MALDITA ZORRA DE RULOS!
    Alguna vez leí, que cuando nos vamos a dormir nuestra mente sigue trabajando, a ver que gugleo, para...
    Ahi esta, dice:

    "El significado de soñar con bodas, matrimonios, enlaces..etc, es el temor a dejar atrás la etapa de la adolescencia, la inmadurez,dar un paso hacia la responsabilidad, soñar que la boda se celebra entre amigos es la dispersión de dicho grupo,y el no ver el rostro de algunos significa que entrarán nuevas amistades entre ellos, de hecho puede que algunos hayan decidido ir por otros caminos.

    También muchas veces soñar con casamientos es el reflejo literal de conocer a una nueva pareja, que nos aporte nuevas ilusiones, el deseo de afianzar una relación,aunque contradictoriamente nos ahogue la perdida de libertad, un sueño que a nivel de interpretación es completamente contradictorio."

    Lo dijo una tal Kitty de preguntas Yahoo, vos fijate

    ResponderEliminar
  4. Un sueño adentro de otro,
    y terminaste diciendo quizás tres...
    yo no se si casualmente habías terminado de ver El Orígen.

    Evidentemente deseas algo que no llegó todavía, no necesariamente casarte! (porque se que no es asi) La misma espera puede representar, el tiempo de la llegada de ese "algo" que por el momento desconoces.

    ResponderEliminar
  5. Esta viviendo en un sueño lúcido!!!! Despierte y deje de imaginarse que le estoy escribiendo un comentario!!!

    ResponderEliminar
  6. Un laberinto, sobre un laberinto, sobre un laberinto, enamorarse.

    Che es re entretenido este lugar, estuve leyendo las entradas más antiguas, a la noche seguiré. Felicitaciones.

    ResponderEliminar
  7. Hace poquito soñé un sueño dentro de otro pero la temática de los míos era la muerte de una amiga. Para nada agradable eh..

    ResponderEliminar
  8. Construir un sueño basado en tu memoria es la forma más fácil de perder el control sobre qué es real y qué es un sueño.
    Para seguir con lo que te dijo "Nati".

    ResponderEliminar
  9. un sueño dentro de otro sueño, qué buena onda!!! una de las pocas veces que recuerdo que me haya pasado fue mientras leia a Carlos Castaneda y su Arte de Ensoñar. me busqué las manos cuando caí que estaba en un sueño, pero de nervios nomás me desperté!
    saludo2!

    ResponderEliminar
  10. Paso por acá para avisar que arranqué con un nuevo blog, si tenés ganas, date una vuelta:

    http://vomitandoparrafos.blogspot.com/

    Gracias!

    ResponderEliminar
  11. Ariadna: ¡Si! Más pruebas que tu blog!!

    Juan Ojeda: Me encantó la expresión “Sueños mamuska” La voy a adoptar ¿Se puede?!

    Dissors: ¡Oh! ¡No! ¡Qué calamidad! Todo sucedió después de leer que tenías mil argumentos para demostrarme que los rulos son más divertidos que el pelo lacio. No quería que te enteres de esta manera…eh…eh jajaj
    Esa tal Kitty le pegó en varias cosas. Me asusta.

    Nati: “El origen” la vi con vos a penas se estrenó, che!

    Gastmun: zzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzz

    El Escritor: Gracias ¡Bienvenido!

    Sil: ¡Auch! Dicen que cuando soñás la muerte de alguien le estás alargando la vida.

    Sol: Me encantó .

    Piltri Quitrón: A mí es la primera vez que me pasa, todo parecía tan real…es muy extraño. ¿Arte de Ensoñar de Carlos Castaneda? Averiguaré!

    Un Simple Blog: Buenoooo.

    ResponderEliminar
  12. ¡A mí me quedo una duda!
    ¿Cómo aceptaste que se llamaba Mariano? ¿Te lo dijo alguien o simplemente salió así?

    La mejor conclusión que podés sacar, es que tenés que usar zapatos cómodos, o zapatillas, o andar descalza.

    :)

    Saludos!

    ResponderEliminar
  13. Obvioo comodidad y jean !
    Mi mamá hacía la denuncia de desaparición (por teléfono) y decía "Mariano" (así, sin apellido)unido a la cantidad de veces que lo nombraba junto al "cómo puede ser" "¿qué le habrá pasado?" "¿dónde estará?".

    ResponderEliminar
  14. Uh, me puedo hacer un banquete con esto...
    La boda puede ser la unión entre dos partes tuyas. Dos cosas opuestas, o aparentemente opuestas, que tenés que unir o conciliar para lograr un equilibrio en tu vida o personalidad.
    Yo creo que algunos sueños son proyecciones de deseos, como afirmaba Freud; pero no todos. Me cabe más cómo encaraba el tema Jung, primero discípulo de Freud, luego detractor de algunas de sus teorías. Él decía, justamente, que algunos sueños eran proyecciones de deseos. Otros, advertencias, signos de qué cosas están sucediéndonos a nivel inconsciente. Incluso creía en la existencia de sueños premonitorios. Pero lo más importante es que no aplicaba al tema una fórmula tan rígida como la de Freud.
    Siguiendo con el tuyo en particular, yo me preguntaría quién es Mariano. Por qué se llama así. ¿Qué Marianos conocés? ¿Cuáles son los primeros que se te vienen a la cabeza? ¿Cuáles son las características más destacables de estas personas? ¿Alguna de esas características tiene que ver con características de tu personalidad o del estado en que te encontrás actualmente?
    La ropa y los zapatos son inadecuados. Eso indica un problema. ¿Cuál es? Los zapatos tienen que ver con la base de la personalidad. Casualmente, esta semana, yo también soñé con zapatos chicos. Que un tipo se los probaba y los rompía porque tenía los pies grandes y los pelos muy duros.
    En realidad, creo que la base, los cimientos de la personalidad, son los pies. Los zapatos son algo que uno SE PONE en esa base que son los pies. ¿Para qué se pone uno zapatos? Para proteger el pie y para presentarlo al público. Por ende, creo que tiene que ver con la fachada que uno da de uno mismo.
    Y yo me preguntaría por qué el vestido es rosa. ¿Qué significa ese color para vos?
    ¿En qué fuiste a la capilla? Porque aclarás en qué NO fuiste, pero no en qué FUISTE. Esto me llama la atención también. Ya convirtiéndome en Hannibal Lecter, me pregunto por qué omitiste el dato.
    También destaco que decís que lo convencional hubiese sido vestirse de blanco, y vos te vestiste de rosa. Otra vez. ¿Qué significará el color rosa?
    Otro símbolo importante: las flores blancas. ¿Qué son para vos?
    Otro: el mar sereno y la playa solitaria. Se dice que el agua, en los sueños, tiene que ver con las emociones. ¿Cómo te sentías en esa parte del sueño?
    Evidentemente, es un sueño de preocupación. Obviamente, no hace falta que me contestes; pero para deducir de qué habla el sueño, yo te preguntaría qué te está preocupando actualmente. En qué pensaste el día anterior.
    Como verás, respuesta, ninguna. Sólo te dejo treinta preguntas. Porque la respuesta definitiva la tenés vos. De afuera, sólo te pueden ofrecer una guía.
    Yo me inclino a pensar que tu sueño habla de algo que debe suceder, o querés que suceda, y no pasa. Tal vez algo externo, o tal vez algo interno. La unión de opuestos a la que me referí al principio, por ejemplo.
    Una parte falta (lo masculino suele simbolizar lo racional, lo mental y la acción).
    Otra está mal preparada, mal vestida, para el proceso de unión (lo femenino suele simbolizar lo emocional, lo intuitivo).
    Mierda carajo, un comentario larguísimo.
    Un divague total.
    Yo también he tenido sueños dentro de sueños.
    Ponete un abrazo de mi parte.

    ResponderEliminar
  15. Tengo que contestar porque semejante comentario merece algún tipo de respuesta:

    “Incluso creía en la existencia de sueños premonitorios “Esto me asusta porque aunque el sueño parecía tan real, yo externamente me sentí tan distante a lo que soy hoy (¿envuelta en tela rosa en una capilla pronta a casarme? ¿Locura? ¿Evolución? ¿Cambio? ¿Qué? )
    No hay ningún Mariano relevante en mi vida. Realmente después de publicar la entrada recordé que es un nombre clásico y a algunos conozco pero son personas que no tienen contacto conmigo. No existe relación tal vez por eso sea el nombre que mi madre gritaba a los cuatro vientos ( ¿Llamando a alguien que en verdad no existe? Tema importante: mamá semi alterada ¡realizando una denuncia por desaparición!?)
    Con los zapatos incómodos tuve la misma interpretación que vos. Ciertas situaciones de la actualidad (volver a lugares de la infancia con otro rol pero con el mismo entorno) me convierten en una especie de simuladora (no es la palabra adecuada) frente a distintas situaciones. No sé cómo explicarlo sin tener que exponerlo todo acá.
    El color rosa me suena a bebé ¡! No suelo usar muchas cosas de ese color…Además el atuendo era “de vieja” . Cuando era chiquita asistí a un casamiento en el que las flores blancas -importancia por quienes las portaban- generaron una sorpresa casi central en la ceremonia (No me acordaba de este dato. Me lo hiciste recordar!)
    Las imágenes del sueño se entremezclan con los pensamientos oníricos, sabía que no estaba yendo con nada que llamara mucho la atención porque lo detesto (esa sí era la “Lunática” de hoy) y el viaje se desarrollaba en un auto común. No recuerdo quién manejaba. Yo iba en el asiento trasero (es decir “me llevaban”)
    Amo contemplar el mar, la playa solitaria, los pies descalzos sobre la orilla, el atardecer, las gaviotas…y hay un lugar en particular en el que todo eso es posible.
    Bueno, no voy a escribir nada más porque en realidad las treinta preguntas no eran para que mis respuestas te aburran, sólo debían generar un nuevo análisis de mi parte frente al sueño extraño y se agradecen!!

    ResponderEliminar
  16. (Estuvo bueno el banquete.Me pongo el abrazo por un rato, te lo devuelvo y me voy )

    ResponderEliminar
  17. No hay ningún Mariano relevante en tu vida, Ok. ¿Pero a qué te suena Mariano? ¿Evoca algo en tu cabeza?

    Ok, con lo de los zapatos incómodos. ¿Serán zapatos que te quedan chicos porque eran zapatos que usabas cuando vos eras chica?

    Qué loco que el color te suene a bebé, pero que el atuendo te parezca de vieja. Sea como sea, es inadecuado: no es para tu edad.

    ¡Te destrabé el recuerdo de las flores blancas! Fijate si tu recuerdo sobre ellas lo podés acomodar en algún lado. ¿Por qué esperás en una habitación con ESAS flores blancas?

    ¿Por qué subrayás "me llevaban"? ¿Te llama la atención eso? ¿Te parece importante como símbolo que no seas vos la que conduce el auto?

    ¿La playa aparece más de una vez en el sueño?

    ¡Tus respuestas no me aburren, piba! ¡No vuelvas a decir eso!

    Me alegro de que te haya gustado el banquete.
    Buen provecho.
    ¡Pero los abrazos no se devuelven, nena! ¡Vení a levantarlo que lo dejaste tirado en el piso!

    Y ponete otro.

    ResponderEliminar
  18. La literatura nos afecta a todos y los casamientos(leit motiv,no!?! ajaja) tambien...¿Brindamos por eso?

    ResponderEliminar